Ceropegia sandersonii: una planta espectacular

Con un aspecto que es imposible que pase desapercibido, la ceropegia sandersonii se ha convertido en el objeto del deseo de los amantes de la jardinería, porque tiene una estética que resulta irresistible. Además, por sus características, se cataloga como una falsa suculenta.

Una planta cuasi carnívora que tiene un curioso comportamiento con los insectos, y que resulta mucho más fácil de cuidar de lo que indica su aspecto. ¡Vamos a conocerla un poco mejor!

Características que hacen especial a la ceropegia sandersonii

flores ceropegia sandersonii

Decimos de ella que es una falsa suculenta porque, al igual que las plantas de esta familia, tiene una gran capacidad para retener agua en el interior de sus hojas, y esto es precisamente lo que le da un aspecto un tanto carnoso. Si su nombre te resulta complicado, puedes llamarla simplemente ceropegia o, directamente, planta del paracaidista, un sobrenombre que se debe a la forma de sus flores.

Es una planta originaria de África del Sur y que nosotros podemos cultivar como planta de interior con buenos resultados. Su crecimiento es colgante (podemos tutorizarla y hacerla trepadora) y en su hábitat natural puede alcanzar hasta dos metros de longitud en un tiempo de unos 10 años.

Veamos con detalle algunas de sus características más destacadas:

Flores

Sin lugar a dudas, son lo más destacado, porque su tamaño suele ser bastante mayor que el de sus hojas. En su hábitat natural, las flores puede llegar a tener hasta 10 cm de ancho. Destacan por su forma tubular con cinco pétalos y unos colores que las hacen especialmente atractivas para los polinizadores.

Aunque no es una planta carnívora como tal, sus flores tienden a cerrarse en torno a los insectos. Pero aquí el objetivo no es obtener nutrientes, sino conseguir la polinización. Una vez que la flor ha logrado su objetivo, se abre y deja marchar al polinizador.

Hojas

Las hojas de la ceropegia sandersonii no tienen nada demasiado significativo, en esta planta todo el protagonismo se lo llevan las flores.

Las hojas son verdes en tonos brillantes, y tienen un aspecto carnoso por esa propiedad a la que hacíamos referencia antes de retener agua en su interior.

En cuanto a su tamaño, resulta pequeño en comparación con las dimensiones que pueden llegar a tener las flores. Como consecuencia, las hojas acaban pasando desapercibidas.

Resistencia

Su aspecto exótico nos lleva a pensar que estamos en presencia de una planta delicada, pero ocurre justo lo contrario. Esta es una variedad acostumbrada a crecer en su hábitat natural en condiciones que pueden llegar a ser extremas. Como resultado, se ha vuelto especialmente resistente.

Tolera bien no recibir demasiadas atenciones, así que es una buena elección para quienes no tienen mucha mano con las plantas o quienes no tienen mucho tiempo libre.

Cuidados de la ceropegia sandersonii

ceropegia sandersonii planta

Luz, riego, sustrato… vamos a ver cuáles son las condiciones básicas para que la ceropegia esté sana y bonita. No obstante, debes tener presente que, aunque apliques los mejores cuidados, esta es una planta que crece siempre de forma muy lenta. No pierdas la paciencia si ves que no evoluciona, porque seguramente no sea culpa tuya.

Luz

La ceropegia sandersonii es originaria de un lugar cálido, una planta a la que le encanta recibir luz durante varias horas al día, pero eso no significa que debamos exponerla a pleno sol.

Si estamos en una zona muy cálida y la ponemos bajo la luz solar directa en las horas centrales del día, lo más probable es que se acabe quemando. Lo ideal es que reciba luz a primera hora de la mañana o última de la tarde, cuando los rayos solares no son tan agresivos.

Temperatura

Esta variedad la podemos cultivar en interior porque prefiere las temperaturas elevadas. Lo recomendable es que se mantenga a una temperatura de entre 20º y 28º C.

Más que del calor, lo importante es protegerla del frío, porque no lo tolera nada bien. Si se expone a una temperatura por debajo de los 10º C, es posible que no llegue a sobrevivir. Por eso, si la tienes en el patio o la terraza, recuerda ponerla a resguardo a mediados de otoño, o cúbrela para protegerla de las heladas y el frío.

Sustrato

flor ceropegia

Por sus similitudes con las suculentas, a las ceropegias sandersonii les va muy bien contar con un sustrato bien aireado y con un alta capacidad de drenaje. Necesitan que el medio de cultivo se seque cuanto antes, que no retenga mucha humedad. Para logarlo, es importante la aireación.

Si no quieres comprar sustrato especial para cactus o suculentas, puedes mezclar sustrato normal con fibra de coco para ayudar al drenaje y a que la tierra no se compacte.

Riego

Controlar bien el riego es lo mejor que podemos hacer para tener nuestra ceropegia sana y bonita. En invierno vamos a dejar que el sustrato se seque completamente antes de volver a regar, pero en verano no hace falta que esperemos tanto.

El agua la dirigimos siempre a la tierra, nunca a las hojas ni a las flores. Lo que hacemos es mojar el sustrato, pero sin necesidad de encharcarlo.

Si el sustrato tiene buena capacidad de drenaje, por los orificios inferiores de la maceta no tardará en salir agua. Si hemos puesto un plato debajo, debemos tener la precaución de tirar ese agua sobrante, así prevenimos una posible pudrición de las raíces.

Abonado

La fertilización conseguirá que las flores de tu ceropegia sandersonii estén todavía más grandes y bonitas, y que sean más abundantes. Aplica abono de manera regular una vez al mes en los meses de primavera y de verano, que es cuando la planta está creciendo.

En este caso, es recomendable escoger un fertilizante para suculentas, que es bajo en nitrógeno. Y utilizarlo siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Con estos sencillos cuidados, tendrás una ceropegia sandersonii espectacular, que alegrará tus días con sus impresionantes flores. Disfruta del placer de tener en casa una planta exótica, pero muy fácil de mantener. ¿Conocías esta variedad? Nos gustaría conocer tu experiencia a través de los comentarios.

Ceropegia sandersonii: una planta espectacular

Leave a Reply

Scroll to top
%d bloggers like this: